Llegasté acá porque buscabas algo, todos buscamos algo: un recuerdo de viaje olvidado en la calle, el café perfecto, el párrafo ideal para comenzar a narrar esa historia, la palta justa para el guacamole, una postal que condense una experiencia, un pin noventoso, un helado de menta granizada hecho con leche de coco (bueno, sí, algunos locos buscamos eso).

¿Por qué permanecer en este sitio?

Primero, porque superaste ese primer párrafo. Segundo, porque si te gusta leer o si deseás explorar procesos de escritura (ajenos y propios), este espacio puede transformarse en tu amigo.

Creo firmemente que la literatura y el lenguaje posibilitan las lecturas multiperspectivistas y el armado de las ideas.

En este universo virtual y casi abstracto comparto distintos tipos de textos. Vas a encontrar las entradas en la sección blog (¡click me!, cual galletita que encuentra Alicia).

Aunque soy un tanto solivagant(e), disfruto mucho el intercambio cultural, así que estoy atenta a tus palabras, ya que también soy lectora.

¡Ah! Por las dudas… 

Un abrazo,

Sof

PD: El diseño de este espacio está inspirado en la foto de cabecera, la saqué en Calton Hill, Edimburgo. Es uno de los lugares más bellos que he visitado y también es el recuerdo de un momento feliz, donde el tiempo se detuvo para mí.